Su Reserva

Sin reservas

To be determined Envíos
0,00 € Total

Product successfully added to your shopping cart

Quantity
Total

There are 0 items in your cart. There is 1 item in your cart.

Total products
Total shipping  To be determined
IVA 0,00 €
Total
Continue shopping Proceed to checkout

Buscar

El Peloponeso | Micenas

Tumbas de Tholos

Tumbas de Tholos, Micenas

En Micenas hay 9 tumbas de tholos (de falsa cúpula). De ellas cuatro están en las inmediaciones de la fortaleza y son visitables.

Las tumbas de tholos en Micenas habrían podido indicar el ascenso a la realeza de una nueva dinastía que hubiese destronado a los reyes de las tumbas de fosa, exactamente lo mismo que los Pelópidas sustituyeron a los Perseidas.

Alan Wace ha realizado un perfecto estudio para la datación de las tumbas de tholos sobre la base de sus características. Las divide en tres categorías:

Las más tardías son aquellas del tipo de Atreo y Clitemnestra cuyos “dromos” (paseo de entrada) están recubiertos con paredes de construcción “isódoma” excelente. Las fachadas de la entrada son de la misma construcción y están decoradas con semicolumnas; las superficies de estas columnas y las “lonchas” de los triángulos de descarga están decoradas con bajo relieves. Las entradas se cerraban con grandes puertas de madera, probablemente recubiertas de bronce.

Rasgos característicos de esta tipología se encuentran en la Tumba de los Leones (1350 a.C.), que se encuentra a la derecha de la Puerta de los Leones, y a la que le falta todo el tholos sobre su dintel curvo, la Tumba de Clitemnestra (1225 a.C.) que, con el Tesoro de Atreo (conocida como Tumba de Agamenón, 1250 a.C.), suponen la culminación de este tipo de construcción.

La tumba de Clitemnestra es la tumba de tholos más moderna de las cuatro encontradas en torno a la fortaleza. Se descubrió en los inicios de la década de 1800, al ser saqueada por el gobernador turco de Nauplio, que rompió el tholos (hoy restaurado) para entrar en ella, ya que el acceso por el dromos estaba impracticable. La fachada monumental, en el extremo del dromos hecho de bloques minuciosamente cortados de conglomerado, estuvo enmarcada originalmente por semicolumnas de yeso acanalado (las basas se conservan), y revestida con mármol de color decorado con motivos labrados (espirales, rosetas y triglifos).

Desde el siglo III a.C. esta tumba dejo de ser visible ya que sobre ella se construyó un pequeño teatro. A su vez, la tumba estaba construida en parte sobre el Círculo B.

Las tumbas de tholos anteriores a las precedentes eran más simples, es decir, el “dromos” era de mampostería descuidada y las fachadas de la entrada de decoración más pobre.

Por último, el “dromos” de las tumbas de tholos más antiguas no se recubría con sillares y no se usaban puertas para cerrar las entradas sino que se obstruían con muros de piedra; los bloques utilizados como jambas no estaban bien pulidos y los bloques del dintel no se tallaban de tal modo que siguiesen la curvatura interior de la cúpula. Finalmente, la cúpula se construía con bloques de piedra irregulares y no llevaba triángulo de descarga sobre el dintel de la entrada.

La Tumba de Egisto constituye uno de los ejemplos más antiguos (1500 – 1460 a.C.) del uso de piedra no acabada, falta de revestimiento en los muros del corredor y ausencia del triángulo de descarga sobre el dintel de la puerta. Es la tumba de tholos más cercana a la fortaleza y está situada tras la Fuente de Perseo.

Puerta de los Leones El Círculo A Palacio de Micenas Cisterna Subterránea Historia de Micenas Máscara Agamenón
Puerta de los Leones, Micenas Circulo A, Micenas Palacio Acrópolis de Micenas Cisterna de Micenas Historia de Micenas Máscara de Agamenón