Su Reserva

Sin reservas

To be determined Envíos
0,00 € Total

Product successfully added to your shopping cart

Quantity
Total

There are 0 items in your cart. There is 1 item in your cart.

Total products
Total shipping  To be determined
IVA 0,00 €
Total
Continue shopping Proceed to checkout

Buscar

El Peloponeso | Micenas

El Palacio de la Acrópolis

El Palacio de la Acrópolis de Micenas

Este edificio cubría 3 terrazas artificiales soportadas por muros de sostenimiento ciclópeos. Las construcciones del nivel superior, probablemente las dependencias de la familia real, fueron prácticamente eliminadas por el templo, cuyos vestigios pueden verse aún, que se erigió en la época arcaica y se reconstruyó en la helenística.

El palacio tenía dos entradas: una en el nivel superior, donde terminaba la rama noroeste de la Gran Rampa, y la otra, de peor calidad, que se reservaba a visitantes oficiales en un nivel inferior.

Una vez que abandonamos la Gran Rampa, y dirigiéndonos siempre hacia el sur, atravesamos la entrada noroeste del palacio, formada por un pórtico apoyado en su zona central sobre columnas de madera sobre basas de piedra (que aún se conservan). Avanzamos y encontramos a la izquierda los restos de un puesto de guardia, que protegía la entrada. Bordeándolo y a la izquierda, un corredor nos lleva primeramente a una gran sala larga y estrecha cuya función se desconoce. Tenía bancos de piedra a lo largo de los muros este y oeste, y estaba decorada con frescos. Siguiendo el corredor es posible acceder, a través de escaleras, a la zona de recepciones oficiales (Gran Patio y Mégaron) que se encontraba en un nivel inferior. Pero también, y al final del mencionado corredor, se puede llegar a una sala con restos de un suelo de estuco rojo y un canal de desagüe, que probablemente fue un baño y, en consecuencia, la tradición lo ha identificado con el baño en que fue asesinado Agamenón.

Desde la terraza inferior, y a través de otra rama de Gran Rampa, se podía acceder también al Gran Patio y a un alojamiento para visitantes.

El Gran patio era un espacio abierto que se abría al sudeste y que ofrecía una vista impresionante sobre la llanura de Argos.

El mégaron se situaba en el lado este, y era el lugar donde el wanax y su corte desarrollaban sus actividades. Estaba precedido de un pórtico con dos columnas de madera (quedan las basas de piedra), suelo de yeso y muros decorados con triglifos y rosetas. Al pórtico le seguía un vestíbulo, con suelo baldosas de yeso y, en la parte central, con estuco decorado con figuras zigzagueantes en cuadrados azules, rojos y amarillos. A la sala del trono se llegaba a través de una gran abertura (todavía puede distinguirse el umbral). En el centro se encuentra un gran hogar formado por un anillo de piedras alrededor de un núcleo de arcilla revestido con estuco pintado. La superficie fue renovada diez veces pero sin alterar los motivos decorativos en forma de llamas y espirales. La zona del hogar estaba limitada por cuatro columnas de madera (cuyas basas se conservan) que sostenían el techo, provisto de una abertura (el opaion) para permitir la entrada de luz y la salida del humo del hogar. El trono debía estar situado contra el muro, a la derecha de la entrada, pero esa parte se hundió por corrimientos de tierra y ha sido parcialmente restaurada.

Puerta de los Leones El Círculo A Palacio de Micenas Cisterna Subterránea Historia de Micenas Máscara Agamenón
Puerta de los Leones, Micenas Circulo A, Micenas Palacio Acrópolis de Micenas Cisterna de Micenas Historia de Micenas Máscara de Agamenón