Su Reserva

Sin reservas

To be determined Envíos
0,00 € Total

Product successfully added to your shopping cart

Quantity
Total

There are 0 items in your cart. There is 1 item in your cart.

Total products
Total shipping  To be determined
IVA 0,00 €
Total
Continue shopping Proceed to checkout

Buscar

Epidauro | Grecia

Templo de Asclepio

Templo de Asclepio, Epidauro

El templo de Asclepio tenía unas dimensiones de 11,76 x 23,06 m. Era períptero, con 6 x 11 columnas dóricas, y disponía de pronaos y naos. La naos estaba enlosada con placas de mármol blancas y negras y tenía un techo artesonado de madera provisto de astrágalos, rosetas y hojas de acanto.

Fue construido entre el 375 y el 370 a.C. por el arquitecto Teódoto. La decoración de mármol pentélico se diseñó por el escultor Timoteo y se ejecutó por varios artistas. En el frontón occidental se representaba una amazonomaquia frente a las murallas de Troya.

En el centro destaca a caballo Pentesilea, la reina de las amazonas, que pelea con dos guerreros, uno de los cuales ha sido identificado con Macaón, hijo de Asclepio, que luchó en Troya. En las esquinas vemos a dos griegos caídos en la batalla. El autor del frontón nos es desconocido. La acrotera central del frontón es una Nike que baja del cielo agarrando una perdiz, símbolo de la personalidad curativa de Asclepio.

Las acroteras laterales son dos Nereidas a caballo. Las tres acroteras son obra del escultor Timoteo. En el frontón oriental el escultor Hectóridas había desarrollado el tema de la destrucción de Troya. Una de las figuras centrales es el rey de Troya, Príamo, que coge de los pelos a un guerreo griego, posiblemente Neoptólemo. La hija de Príamo, Casandra, se representa abrazando suplicante a Paladio, luchando por el xóanon (primitiva escultura en madera) de Atenea. El resto del frontón lo ocupan figuras femeninas intentando huir de los griegos. La acrotera central es un conjunto que representa el rapto de la ninfa Corónide por Apolo. Las acroteras laterales son Nikes aladas. El autor de las acroteras nos es desconocido.

A la naos se entraba por una lujosísima puerta hecha de madera y marfil. En ella estaba alojada la estatua crisoelefantina del dios, obra de Trasímedes de Paros. Representaba a Asclepio acompañado de un perro y sentado en un trono con la mano derecha sosteniendo un cetro y la izquierda apoyada en la cabeza de una serpiente. Sobre el trono estaban esculpidas hazañas de héroes argivos: la de Belerofonte en relación con la Quimera y la de Perseo que ha cortado la cabeza a la Medusa.

Frente al templo se encontraba el gran altar, de 15 m de longitud, construido a la vez que el templo, en donde se celebraban los sacrificios en honor al dios. En la parte sur del altar se levantó una construcción tetrástila que era el principal lugar del sacrificio, mientras que en la parte norte se erigían una serie de estatuas de hombres pudientes que habían sido curados por el dios.