Su Reserva

Sin reservas

To be determined Envíos
0,00 € Total

Product successfully added to your shopping cart

Quantity
Total

There are 0 items in your cart. There is 1 item in your cart.

Total products
Total shipping  To be determined
IVA 0,00 €
Total
Continue shopping Proceed to checkout

Buscar

             

Islas Griegas | Corfú

Kerkyra, Capital de Corfú

 
Kerkyra, Corfu
 

Kerkyra | la Capital

Se trata de una ciudad costera y alargada. No parece ser muy grande, pero uno llega a preguntarse dónde empieza y dónde termina exactamente. Y, entre medias, las remozadas construcciones de estilo veneciano. Dos imágenes prevalecen sobre todo lo demás en la mente del viajero. Por un lado, la de la plaza principal, con sus jardines colmados de flores, los soportales, donde titilan por la noche las luces de las farolas, y las calles aledañas, una invitación constante a la degustación de la visión urbanística a través de un apacible (en esta isla todo parece siempre apacible) paseo. Por otro lado, la imponente mole del Fuerte Nuevo, del siglo XVI.

 

 El Fuerte de Corfu
 

Al norte de la capital se encuentran el Puerto Viejo y el Fuerte Viejo, perteneciente al siglo VIII y en peor estado que el Fuerte Nuevo. Antiguamente, se mantuvo un amplio espacio entre la villa y el Fuerte Viejo denominado Espianada (una herencia más de la pasada influencia italiana) como elemento estratégico ante posibles invasores, de forma que éstos no podían resguardarse en su asedio a la ciudad. Unas calles más adentro se encuentra la iglesia emblemática de la isla, Ágios Spiridón, del siglo XVI, que está consagrada al patrón de la isla. A la salida de la iglesia podrá degustar un helado o un buen café griego en uno de los muchos locales aledaños y retomar fuerzas para visitar y deleitarse ante el Ayuntamiento, el Parlamento Jónico, la Residencia del Obispo Latino, la Sociedad de Lecturas, los Palacios de San Miguel y San Jorge, los Cuarteles de Grimaldi y de la Cueva, la Prefectura, y otros numerosos edificios cuyo ilustre porte los hacen únicos dentro de la variada arquitectura insular helena.

Es un auténtico deleite caminar por el paseo marítimo de la ciudad y pararse en una de las múltiples tabernas que salen al paso, a degustar alguno de los platos típicos de la zona, como el pulpo a la brasa, la ensalada griega, el tzatziki (crema a base de pepino, yogur, ajo, eneldo y aceite de oliva) o el pescado, mientras contemplamos la visión del Mar Jónico con el perfil de las montañas del continente, dibujadas al fondo

 

Kerkyra, Corfú capital
 

También los antiguos griegos quisieron dejar vestigios de su cultura en este rincón al oeste de la Hélade, contribuyendo de este modo al encanto natural del enclave. Así, el templo de Hera o el de Ártemis, cerca del monasterio de San Teodoro, en la antigua ciudad de Paleópolis, donde también encontramos una magnífica Basílica bizantina, construida en el siglo V sobre los restos de un odeón romano. El monumento de Menécrates, el Gran León (escultura funeraria de un león agazapado obra de un afamado artista de Corinto de época arcaica y que actualmente se expone en el Museo Arqueológico de Corfú) y la Acrópolis completan el legado urbanístico más destacable de aquellos hombres.

 

Kerkyra | Corfu Capital, Grecia, Islas Griegas
 
Kerkyra | Corfu Capital, Grecia, Islas Griegas
 

Es de reseñar también el Museo Arqueológico de la capital, donde se encuentra un frontón que antaño decoró el templo dedicado a la diosa virgen Ártemis. No sew ha encontrado ningún otro frontón de tales características perteneciente al arte arcaico griego. En el museo, construido entre 1962 y 1965 y ampliado en 1994, podemos admirar también otras obras de interés, como el Frontón Dionisíaco dell año 500 a.C., o la armadura de un hoplita, entre otras.